NO TE DES POR VENCIDO ...




Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano, y la satisfacción del otoño.

No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto.

No juzgues la vida por solo una estación difícil.

Aguanta con valor las dificultades y malas rachas porque luego disfrutarás de los buenos tiempos.

Sólo el que persevera encuentra un mañana mejor.

“Señor, tú conservas en paz a los de carácter firme, porque confían en ti.” Isaías 26:3 DHH

Recuerda si eres como el grano de café, cuando hierva el agua de tu circunstancias, tú reaccionaras de la manera correcta y harás que las cosas a tu alrededor sean transformadas!

Tú tienes características únicas y especiales para ser utilizadas en el propósito de Dios, para cambiar ambientes…